Design a site like this with WordPress.com
Get started

2021.11.06 – NYC Well: Experiencing stress on the job

  • Talk to your boss about the way that you are feeling.
  • If it is not possible, see if there is anyone else at your company that you can talk to about this.
  • Check if you can see a therapist or a counselor.
  • See if you can get support from family or friends that you can talk to.
  • Write down the things that you are grateful for to help motivate you.
  • Sometimes people can make you mentally tired.
  • Try deep breathing.
  • You can call 24/7 at 888-NYCWell (888- 692-9355)

2021.11.06 – Job Hunting: Actitudes en las entrevistas

  • Cuando pidan contestar instrucciones, no decir que esta informaci贸n ya est谩 en el curr铆culum.
  • Cuando uno miente mira hacia la derecha, cuando uno realmente piensa mira hacia la izquierda.
  • Demostrar animaci贸n y entusiasmo al exponer las ideas.
  • Despu茅s de la entrevista, mandar una carta al entrevistador reforzando las respuestas dadas en la entrevista.
  • Es necesario demostrar seguridad en uno mismo, autoestima, siendo optimista en los comentarios. No dudar sobre uno mismo.
  • Escuchar siempre con atenci贸n al interlocutor. En caso de no haber entendido el comentario o la pregunta del seleccionador, solicitar aclaraciones. Tratar de entender el fondo de la pregunta antes de responder.
  • Esperar a ser invitado antes de sentarse.
  • Estar calmo, no demostrando impaciencia ni nerviosismo. No mirar el reloj.
  • Estudiar antes de la entrevista sobre el trabajo y la empresa.
  • Las preguntas particulares que uno tenga debe hacerlas al final, pero con respeto y sin culpa.
  • Las respuestas deben ser concisas y directas: no irse por las ramas.
  • Mirar al interlocutor a los ojos. No mirar para otra parte ni eludir la mirada.
  • Mirar fijamente pero no levantar demasiado el ment贸n, ni bajarlo mucho.
  • No comer chicles o caramelos.
  • No contestar con monos铆labos o hacer mon贸logos.
  • No contestar, cuando a uno le piden que indique el nivel de salario requerido: 驴Cu谩nto quiere pagar la empresa?
  • No cruzar las piernas o los brazos. No apoyar los codos sobre el escritorio.
  • No decir que es la 煤nica entrevista que se consigui贸 hasta ahora o que es el primer lugar al que lo llaman.
  • No decir que uno aceptar铆a cualquier cosa, cualquier trabajo, cualquier salario.
  • No decir que uno no necesita trabajar para vivir.
  • No distraerse con objetos de la oficina o con lo que sucede afuera.
  • No enredarse en alg煤n tipo de discusi贸n.
  • No espiar los papeles del escritorio del selector.
  • No exagerar con el humor.
  • No extenderse sobre temas personales.
  • No hablar de pol铆tica o religi贸n.
  • No hablar mal de otras personas.
  • No llevar una preparaci贸n de entrevista por escrito ni intentar leerla durante la entrevista. Tampoco pretender leer textos de terceros para responder a las preguntas del selector.
  • No mirar indiscretamente lo que sucede en la oficina.
  • No perder tiempo hablando sobre generalidades.
  • No preguntar sobre temas personales al empleador.
  • No responder una pregunta con otra.
  • No sentarse incorrectamente en la sala de espera.
  • No ser ampuloso en los gestos, ni gesticular demasiado.
  • No sobreactuar (no querer demostrar que se es Superman).
  • No tutear al entrevistador a menos que 茅ste lo indique, o que sean (selector y entrevistado) de edad similar.
  • Sentarse en buena posici贸n, con la espalda recta apoyada en el respaldo del asiento. Sentarse ocupando todo el asiento y no en el borde. No recostarse hacia atr谩s.
  • Ser amable, pero sin exagerar: no pensar que el entrevistador es un amigo personal. Sonre铆r.
  • Ser puntual, no llegar demasiado temprano ni tarde.
  • Ser sincero y creer en lo que se dice. No mentir ni simular una personalidad que no se posee.

2021.11.05 – Citas y Chistes

INSTRUCCIONES PARA LA VIDA

(Consejos tomados de un discurso de graduaci贸n nunca pronunciado鈥)

Damas y caballeros鈥sen filtro solar. Si tuviera que darles s贸lo un consejo para el futuro, les dir铆a que usaran filtro solar. Sus beneficios han sido comprobados por los cient铆ficos, mientras que el resto de mis consejos no tiene m谩s fundamento que mi experiencia. He aqu铆 mis recomendaciones:

Disfruten el poder y la belleza de su juventud. Bueno; no me hagan caso. No conocer谩n el poder y la belleza de su juventud hasta que 茅stos se hayan marchitado. Pero cr茅anme, dentro de 20 a帽os, cuando vean sus fotos, recordar谩n lo bien que se ve铆an. No est谩n tan gordos como creen.

No se preocupen por el futuro. O preoc煤pense, si quieren; pero tengan en cuenta que no les servir谩 de nada. Los problemas reales suelen sorprendernos a las 4 de la tarde de un martes cualquiera.

Canten.

Una vez al d铆a hagan algo que los asuste.

No lastimen a los dem谩s. No permitan que los dem谩s los lastimen a ustedes.

Usen hilo dental.

Recuerden los elogios y olviden los insultos.

Conserven las cartas de amor viejas. Los estados de cuenta viejos, t铆renlos a la basura.

Desper茅cense.

No se sientan mal si no saben que har谩n con su vida. Conozco a gente de 40 a帽os que todav铆a no sabe qu茅 hacer.

Traten bien a sus rodillas. Las extra帽ar谩n cuando ya no las tengan.

Quiz谩 se casen; quiz谩 no. Quiz谩 tengan hijos; quiz谩 no. Quiz谩 se divorcien a los 40 a帽os; quiz谩 bailen en su 75潞 aniversario de casados. Hagan lo que hagan, ni se feliciten ni se lo reprochen demasiado. Sus decisiones est谩n dictadas en un 50 por ciento por el azar.

Lean las instrucciones, aunque no las sigan.

Conozcan a fondo a sus padres. No saben cu谩ndo se ir谩n.

Sean amables con sus hermanos. Ellos son su mejor v铆nculo con el pasado, y quienes m谩s probablemente seguir谩n cerca de ustedes.

Entiendan que los amigos van y vienen, pero hay unos cuantos a los que no querr谩n perder. Mientras m谩s viejo es uno, m谩s necesita a las personas que lo conocieron en su juventud.

Viajen.

Acepten las siguientes verdades, inmensas como una pir谩mide: Los precios suben. Los pol铆ticos enga帽an. Tambi茅n ustedes envejecer谩n, y cuando 茅sto ocurra, creer谩n que en su juventud los precios eran razonables, y los pol铆ticos, honrados, y que los muchachos respetaban a sus mayores.

Respeten siempre a sus mayores.

No esperen que nadie los mantenga. Tal vez abran una cuantiosa inversi贸n bancaria. Tal vez se casen con una persona acaudalada. Sin embargo, ambas vetas pueden agotarse en cualquier momento.

No se hagan demasiadas cosas en el pelo, o cuando lleguen a los 40 parecer谩n de 85.

F铆jense bien a qui茅n le piden consejos, pero no se enojen con aquellos que se los dan. Los consejos son una especie de nostalgia. Darlos es sacar el pasado del tacho de la basura, limpiarlo, reciclarlo y ofrecerlo por m谩s de lo que vale. ~~

///

“Hoy es aquel ma帽ana que ayer te preocupaba tanto”

Lautaro

///

“Todo lo que vivamente imaginamos, ardientemente deseamos, sinceramente creemos, y emprendemos con entusiasmo, inevitablemente suceder谩”

Paul J. Meyer

///

“Nada te turbe; nada te espante;

todo se pasa; Dios no se muda,

la paciencia todo lo alcanza.

Quien a Dios tiene, nada le falta.

S贸lo Dios basta”

Santa Teresa de Jes煤s (1515-1582)

///

“La humildad se alcanza cuando se acepta que los obst谩culos que se tienen enfrente no van a desaparecer”

Sara Ferguson (Duquesa de York)

///

“Quien no perdona a tiempo, sufre un tiempo”

Dom茅nico Cieri, Meditaciones (Selector, ciudad de M茅xico)

///

“Si yo trato de ser como 茅l, 驴qui茅n ser谩 como yo?”

Proverbio Yiddish

///

“Suerte es lo que sucede cuando la preparaci贸n y la oportunidad se encuentran”

Voltaire

///

Es cosa com煤n que quienes se perdonan demasiado a s铆 mismos son m谩s rigurosos con los dem谩s”

San Francisco de Sales

///

Si…

Si puedes conservar la calma cuando a tu alrededor

Todos la pierden y te culpan de ello,

Si puedes confiar en ti cuando todos los hombres dudan de ti,

Pero tienes en cuenta sus dudas tambi茅n;

Si puedes esperar y no desalentarte en la espera,

O siendo enga帽ado, no caer en la mentira,

O siendo odiado, no dar lugar a m谩s odio,

Y a煤n as铆 no parecer demasiado bueno, ni hablar demasiado sagazmente;

Si puedes so帽ar – y no hacer que los sue帽os sean tus due帽os;

Si puedes pensar – y no hacer que los pensamientos sean tus designios;

Si puedes hab茅rtelas con Triunfo y Desastre

Y tratar a esos dos impostores de la misma manera;

Si puedes soportar escuchar la verdad por ti expuesta

Falseada por bribones para hacer una trampa para necios,

O ver las cosas por las que diste tu vida, deshechas,

Y agacharte y reconstruirlas con gastadas herramientas;

Si puedes hacer un solo atado con todos tus triunfos

Y arriesgarlo en una vuelta de cara o cruz,

Y perder, y empezar otra vez desde el principio

Y nunca exhalar una palabra sobre tu p茅rdida;

Si puedes obligar a tu coraz贸n y nervios y fibras

A que te obedezcan mucho despu茅s de haber desfallecido,

Y que as铆 se mantengan hasta que en ti no haya nada

Salvo la Voluntad grit谩ndoles: – 隆Persistan!

Si puedes hablar con multitudes y conservar tus virtudes,

O caminar junto a Reyes – sin perder tus comunes rasgos,

Si enemigos ni amigos entra帽ables pueden lastimarte,

Si todos los hombres pueden contar contigo, pero ninguno en demas铆a;

Si puedes llenar el inexorable minuto

Con el valor de sesenta segundos de distancia recorrida,

Tuya es la tierra y todo lo que hay en ella,

Y – lo que es m谩s – 隆ser谩s un Hombre, hijo m铆o!

Rudyard Kipling (1865-1936)

///

  LOS LE脩ADORES   Dos hombres se dedicaron un d铆a entero a cortar le帽a. Uno de ellos trabaj贸 sin detenerse a descansar: Junt贸 una pila de le帽os bastante grande. El otro trabajaba durante cincuenta minutos, y luego descansaba diez antes de seguir trabajando: Al final del d铆a ten铆a una pila de le帽os mucho mayor que su compa帽ero de trabajo. – 驴C贸mo has podido cortar tanta le帽a trabajando menos tiempo que yo? – le pregunt贸 el hombre que trabaj贸 sin descansar. Mientras descansaba – respondi贸 el otro -, afilaba el hacha.    

///

Confusi贸n por ignorancia

En cierta ocasi贸n, una familia inglesa pasaba unas vacaciones en Escocia, y en uno de sus paseos, observaron una casita de campo que de inmediato les pareci贸 cautivadora para su pr贸ximo verano. Indagaron qui茅n era su due帽o. Result贸 ser un pastor protestante, al que se dirigieron para que les mostrase la finca. El propietario se la mostr贸. Tanto por su comodidad como por su situaci贸n, fue del agrado de la familia, que comprometi贸 a alquilarla el pr贸ximo verano. De regreso a Londres, repasaron detalle por detalle cada habitaci贸n y de pronto la esposa record贸 no haber visto el W.C., y dado lo pr谩cticos que son los ingleses, decidi贸 escribir al pastor, pregunt谩ndole por ello en los siguientes t茅rminos.

“Estimado Pastor, soy miembro de la familia que hace unos d铆as visit贸 su finca con deseos de alquilarla en nuestras pr贸ximas vacaciones y dado que omitimos enterarnos de un detalle, quiero que nos indique m谩s o menos d贸nde queda el W.C.”


Finaliz贸 la carta como es de rigor, y se la envi贸 al pastor. Al recibirla 茅ste, result贸 que desconoc铆a la abreviatura W.C., y crey贸 que se trataba de una capilla de su religi贸n que se llama Well Chapel. Contest贸 a la se帽ora de la siguiente forma:

“Estimada se帽ora: Tengo el agrado de indicarle que el lugar al que Vd. se refiere queda s贸lo a 12 Km. de la casa, lo cual es molesto, sobre todo si se tiene que ir con frecuencia, pero algunas personas llevan la comida y permanecen all铆 todo el d铆a, algunos viajan a pie y otros en tranv铆as, y de ordinario llegan en el momento preciso.

Hay lugar para 400 personas sentadas y 100 de pie. Los asientos est谩n forrados de terciopelo p煤rpura y hay aire acondicionado para evitar sofocaciones.

Se recomienda llegar temprano para tener sitio, mi mujer, por no hacerlo as铆, hace ya 10 a帽os, tuvo que soportar todo el acto de pie: desde entonces no usa este servicio. Los ni帽os se sientan juntos y cantan a coro. A la entrada se les da un papel a cada uno, las personas a las que no alcanza la repartici贸n pueden utilizar el del compa帽ero de asiento, pero al salir deben devolverlo para continuar us谩ndolo todo el mes.

Todo lo que dejan depositado all铆 ser谩 para dar de comer a los pobres del hospicio.

Hay fot贸grafos especiales que toman instant谩neas en diversas posiciones, las cuales son publicadas en el peri贸dico de la ciudad, concretamente en la secci贸n VIDA SOCIAL. As铆 el p煤blico podr谩 reconocer a las altas personalidades en actos tan humanos como 茅ste”.


As铆 termin贸 la carta. Los ingleses, al recibirla, estuvieron a punto de desmayarse, y decidieron cambiar de lugar de veraneo.

http://www.portalmix.com/textos/txt_0_anecdota_S_14.shtml

///

Todo lo que siempre necesit茅 saber, lo aprend铆 de mi Mam谩…

Mi mam谩 me ense帽贸 a APRECIAR UN TRABAJO BIEN HECHO: “隆Si se van a matar, h谩ganlo afuera. Acabo de terminar de limpiar!”
Mi mam谩 me ense帽贸 RELIGI脫N: “Mejor reza para que esto salga de la alfombra.”
Mi mam谩 me ense帽贸 L脫GICA: “Porque yo lo digo, por eso… y punto”
Mi mam谩 me ense帽贸 PREDICCIONES: “Aseg煤rate que est谩s usando ropa interior limpia y sin agujeros por si tienes un accidente.”
Mi mam谩 me ense帽贸 IRON脥A: “Sigue llorando y yo te voy a dar una raz贸n verdadera para que llores.”
Mi mam谩 me ense帽贸 a ser AHORRATIVO: “隆Guarda las l谩grimas para cuando yo me muera!”
Mi mam谩 me ense帽贸 脫SMOSIS: “隆Cierra la boca y come!”
Mi mam谩 me ense帽贸 CONTORSIONISMO: 隆Mira la ro帽a que tienes en la nuca!”
Mi mam谩 me ense帽贸 FUERZA Y VOLUNTAD: “Te vas a quedar sentado hasta que termines la espinaca.”
Mi mam谩 me ense帽o METEOROLOG脥A: “Parece que un hurac谩n pas贸 por tu cuarto.”
Mi mam谩 me ense帽贸 HIPOCRES脥A: “隆Te dije un mill贸n de veces que no seas exagerado!”
Mi mam谩 me ense帽贸 MODIFICACI脫N DE PATRONES DEL COMPORTAMIENTO:” 隆Deja de actuar como tu padre!”
Mi mam谩 me ense帽贸: ENVIDIA: “Hay millones de chicos menos afortunados en este mundo que no tienen padres tan maravillosos como t煤”
Mi mam谩 me ense帽贸 habilidades como VENTRILOQUIA: “No rezongues, c谩llate y cont茅stame: 驴porqu茅 lo hiciste?”
Mi mam谩 me ense帽贸 t茅cnicas de ODONTOLOG脥A: “隆Me vuelvas a contestar y te voy a estampar los dientes en la pared!”
Mi mam谩 me ense帽贸 RECTITUD: Te voy a enderezar de una patada en el culo”

隆隆Gracias Mam谩!!

///

DE MADRES

“Dej谩 de joder todo el dia con la pelota y estudi谩 para hacerte un porvenir”.

Tota Maradona

“驴C贸mo que la leche tiene gusto raro?”

Sra. de Pasteur

-“隆Dej谩 de gritar todo el d铆a!”

Madre de Pl谩cido Domingo

-“Dej谩 de hinchar con esas maquinitas, as铆 nunca vas a salir de pobre.”

Madre de Bill Gates

-“Basta de pegarle a todos, te vas a encontrar con alguno que te va a romper la cara”.

Sra. de Tyson

“驴Otra vez al cine? 驴Para qu茅?”

Sra. de Spielberg

“Sal铆 del sill贸n de tu padre que lo vas a romper!

Madre de Rivadavia

“隆隆隆Si no tomas la sopa te lleno la cara de sopapos!!!”

Madre de Gandhi

“隆Es la 煤ltima vez que me haces garabatos en el techo del ba帽o!”

Madre de Miguel Angel

“隆Que relativo ni ocho cuartos, si llegas tarde te ponen falta”

Madre de Albert Einstein

“Deja de golpear la mesa, ya me ten茅s cansada con esos ruidos”

Madre de Samuel Morse

驴!Cuantas veces te voy a decir que no te juntes con esos negritos de al lado!?”

Madre de Abraham Lincoln

“Nada de iguales, yo soy tu madre y vos sos mi hijo…”

Madre de Carlos Marx

“隆Dej谩 de contestarme con morisquetas!, 驴Te comieron la lengua los ratones?”

Madre de Charles Chaplin

“隆隆Deja de saltar que te vas a lastimar!!”

Madre de Julio Bocca

隆隆隆Dej谩 de moverte, quedate quieto!!!”

Madre de Parkinson

“驴隆隆隆Pero quien te crees que sos vos!!!?

Madre de Carlos Gardel

///

2021.11.05 – Jonathan Swift

Jonathan Swift (1667-1745), Irish cleric, political pamphleteer, satirist, and author wrote Gulliver’s Travels (1726).

I grew weary of the sea, and intended to stay at home with my wife and family. I removed from the Old Jewry to Fetter Lane, and from thence to Wapping, hoping to get business among the sailors; but it would not turn to account. After three years expectation that things would mend, I accepted an advantageous offer from Captain William Prichard, master of the Antelope, who was making a voyage to the South Sea. We set sail from Bristol, May 4, 1699, and our voyage was at first very prosperous.

First published under the pseudonym Lemuel Gulliver Gulliver’s Travels (1726) is considered Swift’s masterpiece, a culmination of his active years in politics with the Whigs then Tories. Laden with symbolism and rife with socio-political commentary it was in instant best-seller. It is a timeless illustration of the pettiness of politics, people, and the games they play. It has inspired numerous sequels and been adapted to the stage and film, entering popular culture iconography.

Jonathan Swift was born on 30 November 1667 in Dublin, Ireland; the son of Protestant Anglo-Irish parents Abigail Erick [Herrick] (c1642-1710) and Jonathan Swift (1667-1745) an attorney at King’s Inn, Dublin, who had died seven months before his son was born. Young Jonathan was a sickly child, and it is said he later developed Meniere’s Disease, which affects the inner ear and causes dizziness, vertigo, nausea, and hearing loss. After his father died, Jonathan’s mother was left without an income and she and his nurse did their best to provide care for him. But his mother was extremely poor so when his nurse travelled to England to see relatives she took Jonathan with her. His mother would eventually return to Leicester, England to live with relatives. Thus Jonathan spent some early years in England. He then went back to Ireland to live with his paternal uncle Godwin Swift Esq. (1627-1695), member of Gray’s Inn and Attorney General at Tipperary. His uncle would support him and provide him with the best education possible, although it is said Jonathan was an unhappy young man and did not excel in his studies. Having never known his father and rarely seeing his mother probably contributed to the resentment he later expressed towards his relatives and authority figures.

Uncle Godwin sent Jonathan to the Kilkenny Grammar School from 1674 to 1682 where he met friend and future playwright and poet William Congreve (1670-1729). Then, at the age of fourteen, in 1682 Swift entered Trinity College in Dublin, earning a B.A. four years later. He wanted to continue to earn an M.A. but political unrest surrounding the Glorious Revolution of 1688, and the loss of financial support from his Uncle caused him to travel to England to stay with his mother in Leicester. There Swift obtained a position as Secretary to retired diplomat Sir William Temple (1628-1699), staying with him at his home in Moor Park, Surrey. It was a dramatic turn of events for Swift, who soon became acquainted with many politically influential figures of the day, and was bestowed a great deal of responsibility by Temple.

It was also at Moor Park that the now twenty-two year old Swift met the young daughter of one of Moor Park’s employees, six year old Esther “Stella” Johnson (c1680-1728). They formed a profound and lasting affectionate friendship, as evidenced in Swift’s journals to “Stella”. Swift became friend, tutor, and mentor to her. Temple, to whom Swift was distantly related, was a powerful and influential figure and assisted Swift in gaining entrance to Oxford University, where he earned his M.A. in 1692.

Swift had early set his sights on the Church, and in 1694 took his orders and was ordained Anglican priest, obtaining the small prebend of Kilroot in Northern Ireland where he remained for about a year. Upon returning to the employ of the Temple household he was reacquainted with his beloved raven-haired Stella, now in the bloom of youth. He had been tempted back to Moor Park by Temple to assist him in writing his memoirs, setting his affairs in order, and was appointed the task of publishing his papers after his death. Swift also began to write his own works in earnest, penning The Battle of the Books (1704) in defence of Temple’s stance on the importance of ancient literature over modern.

By this expedient, the public peace of libraries might certainly have been preserved if a new species of controversial books had not arisen of late years, instinct with a more malignant spirit, from the war above mentioned between the learned about the higher summit of Parnassus.–Ch. 1

In 1700 Swift became Chaplain to Lord Berkeley and was instituted as Vicar to Laracor, Agher, and Rathbeggan just outside Dublin. In 1701 he was awarded Doctor of Divinity from Trinity College, Dublin. In 1704 his satirical look at religion A Tale of the Tub was published. Busy with clerical duties, Swift was also immersed in Dublin society and politics. Becoming an outspoken critic, and with the intent of improving things in Ireland, he often travelled to London, England. In 1707, among many other matters, he sought the removal of taxation on the income of the Irish clergy, which was duly rejected by the Whigs. He thus severed his association with them. In 1710 he joined the Tories and his first of many political pamphlets appeared including “The Conduct of the Allies” (1711) and “The Public Spirit of the Whigs” (1714). Often tinged with bitter irony, Swift began to hone his abilities at innuendo and metaphor, and he sharpened his wit in his prodigious output of various articles, essays, and pamphlets including “Meditation on a Broomstick” (c1703) and “A Modest Proposal” (1729) wherein he suggests that the children of the Irish poor be put to good use providing sustenance to the rich English.

I have been assured by a very knowing American of my acquaintance in London, that a young healthy child well nursed is at a year old a most delicious, nourishing, and wholesome food, whether stewed, roasted, baked, or boiled; and I make no doubt that it will equally serve in a fricassee or a ragout.

From the Preface of Swift’s The Battle of the Books (1704):

Satire is a sort of glass wherein beholders do generally discover everybody’s face but their own; which is the chief reason for that kind reception it meets with in the world, and that so very few are offended with it. But, if it should happen otherwise, the danger is not great; and I have learned from long experience never to apprehend mischief from those understandings I have been able to provoke: for anger and fury, though they add strength to the sinews of the body, yet are found to relax those of the mind, and to render all its efforts feeble and impotent. With without knowledge being a sort of cream, which gathers in a night to the top, and by a skilful hand may be soon whipped into froth; but once scummed away, what appears underneath will be fit for nothing but to be thrown to the hogs.

Swift wrote on many ecclesiastical matters including his “Three Sermons and Prayers” (1744); many more are contained in his Writings on Religion and the Church (1898) which includes “Against Abolishing Christianity” (first published in 1708). “The Bickerstaff-Partridge Papers” (1708) a satire of almanacs and astrology was “Written to prevent the people of England from being farther imposed on by vulgar almanack-makers. By Isaac Bickerstaff, Esq.”

In 1713 Swift was appointed Dean of St Patrick’s in Dublin. The same year he joined with, among others, Alexander Pope, to form the Scriblerus literary club. It was also around this time that he met Esther “Vanessa” Vanhomrigh (c1688-1723), who inspired his poem “Cadenus and Vanessa” (1713). Published under the pseudonym M.B. Drapier, Swift wrote his Drapier Letters (1724) in protest over bribery, corruption, deceit, and unfair treatment of the Irish on the part of the English government granting a patent to mint an inferior copper coin to William Wood. Swift’s authorship of the seven Letters was never discovered during his lifetime but it caused much controversy, and that which he intended, much public awareness of the matter, for, as he writes in the fourth of his Letters, “A Letter to the Whole People of Ireland”; “by the Laws of God, of Nature, of Nations, and of your Country, you are, and ought to be, as free a people as your brethren in England,”

On 28 January 1728 Esther “Stella” Johnson died. Swift had rushed to her bedside and was overcome by grief. His health had started to decline, possibly from Alzheimer’s or Meniere’s disease and on 19 October 1745 Jonathan Swift died. He now rests beside his beloved Stella in St. Patrick’s Cathedral, Dublin, Ireland. He had written his own epitaph, which Irish author William Butler Yeats loosely translated from the Latin as;

Swift has sailed into his rest.
Savage indignation there
cannot lacerate his breast.
Imitate him if you dare,
world-besotted traveller.
He served human liberty.

2021.11.05 – Hoteles en Puerto Madryn

  • Marina Apart Hotel
  • 02965-471429
  • Roca 7
  • Hotel Rayentray
  • 02965-459300
  • La reserva incluye: balc贸n privado, LCD, voucher de $20 para casino con vale para consumici贸n, desayuno buffet, cochera, wi-fi.
  • Boulevard Brown 2800
  • reservasmadryn@cadenarayentray.com.ar

2021.11.05 – BREVE HISTORIA DE EEUU: LA 脡POCA COLONIAL

Para el visitante extranjero, Estados Unidos siempre ha dado la impresi贸n de ser no una cultura sino una mezcla de diferentes culturas. En la 茅poca colonial, esta mezcla de tradiciones contrastantes ya estaba tomando forma. El estrecho idealismo de Massachusetts coexist铆a con uno m谩s tolerante de Rhode Island, la diversidad 茅tnica de Pennsylvania y la pr谩ctica agricultura comercial de Virginia. La mayor铆a de los colonos trabajaba en granjas peque帽as. En las colonias sure帽as de Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, los terratenientes crearon extensos plant铆os de tabaco y arroz en las f茅rtiles cuencas ribere帽as. Estos plant铆os eran trabajados por negros bajo el sistema de esclavitud (que se hab铆a desarrollado lentamente desde 1619) o por ingleses libres que conven铆an en trabajar sin pago durante varios a帽os a cambio de su traves铆a a Am茅rica.

Para 1770 ya hab铆an surgido varios centros urbanos peque帽os pero en proceso de expansi贸n, y cada uno de ellos contaba con peri贸dicos, tiendas, comerciantes y artesanos. Philadelphia, con 28.000 habitantes, era la ciudad m谩s grande, seguida por New York, Boston, y Charleston. A diferencia de la mayor parte de las dem谩s naciones, Estados Unidos jam谩s tuvo una aristocracia feudal. En la era colonial la tierra era abundante y la mano de obra escasa, y todo hombre libre ten铆a la oportunidad de alcanzar, si no la prosperidad, al menos la independencia econ贸mica.

Todas las colonias compart铆an la tradici贸n del gobiemo representativo. El monarca ingl茅s nombraba a muchos de los gobernadores coloniales, pero todos ellos deb铆an gobernar conjuntamente con una asamblea elegida. El voto estaba restringido a los terratenientes varones blancos, pero la mayorfa de los hombres blancos ten铆a propiedades suficientes para votar. Inglaterra no pod铆a ejercer un control directo sobre sus colonias norteamericanas. Londres estaba demasiado lejos, y los colonos ten铆an un esp铆ritu muy independiente.

Para 1733, los ingleses hab铆an ocupado 13 colonias a lo largo de la costa del Atl谩ntico, desde New Hampshire en el norte hasta Georgia en el sur. Los franceses controlaban Canad谩 y Louisiana, que comprend铆an toda la vertiente del Mississippi: un imperio vasto con pocos habitantes. Entre 1689 y 1815, Francia y la Gran Breta帽a sostuvieron varias guerras, y Am茅rica del Norte se vio envuelta en cada una de ellas. En 1756 Francia e Inglaterra estaban enfrascadas en la Guerra de los Siete A帽os, conocida en Estados Unidos como la Guerra Francesa e Ind铆gena. El primer ministro brit谩nico, William Pitt, invirti贸 soldados y dinero en Am茅rica del Norte y gan贸 un imperio. Las fuerzas brit谩nicas tomaron las plazas fuertes canadienses de Louisburg (1758), Quebec (1759) y Montreal (1760). La Paz de Paris, firmada en 1763, dio a la Gran Breta帽a derechos sobre Canad谩 y toda Am茅rica del Norte al este del R铆o Mississippi.

La victoria de Inglaterra condujo directamente a un conflicto con sus colonias norteamericanas. Para evitar que pelearan con los nativos de la regi贸n, llamados indios por los europeos, una proclama real neg贸 a los colonos el derecho de establecerse al oeste de los Montes Apalaches. El gobierno brit谩nico empez贸 a castigar a los contrabandistas e impuso nuevos grav谩menes al az煤car, el caf茅, los textiles y otros bienes importados. La Ley de Alojamiento oblig贸 a las colonias a alojar y alimentar a los soldados brit谩nicos; y con la aprobaci贸n de la Ley de Estampillas, deb铆an adherirse estampillas fiscales especiales a todos los peri贸dicos, folletos, documentos legales y licencias.

Estas medidas parecieron muy justas a los pol铆ticos brit谩nicos, que hab铆an gastado fuertes sumas de dinero para defender a sus colonias norteamericanas durante y despu茅s de la Guerra Francesa e Ind铆gena. Seguramente su razonamiento era que los colonos deb铆an sufragar parte de esos gastos. Pero los colonos tem铆an que los nuevos impuestos dificultaran el comercio, y que las tropas brit谩nicas estacionadas en las colonias pudieran ser usadas para aplastar las libertades civiles que los colonos hab铆an disfrutado hasta entonces.

En general, estos temores eran infundados, pero fueron los precursores de lo que han llegado a ser tradiciones profundamente arraigadas en la pol铆tica estadounidense. Los ciudadanos desconf铆an del “gobierno poderoso”; despu茅s de todo, millones de inmigrantes llegaron a este pa铆s para escapar de la represi贸n pol铆tica. Asimismo, los ciudadanos siempre han insistido en ejercer cierto control sobre el sistema tributario que sostiene a su gobierno. Hablando como ingleses nacidos en libertad, los colonos insistieron en que s贸lo sus propias asambleas coloniales pod铆an gravarlos. No admitiremos tributaci贸n sin representaci贸n era su grito de batalla.

En 1765, representantes de nueve colonias se reunieron como “Congreso sobre la Ley de Estampillas” y protestaron contra el nuevo impuesto. Los comerciantes se negaron a vender productos brit谩nicos, los distribuidores de estampillas se vieron amenazados por la muchedumbre enardecida y la mayor铆a de los colonos sencillamente se neg贸 a comprar las mencionadas estampillas. El parlamento brit谩nico se vio forzado a revocar la Ley de Estampillas, pero hizo cumplir la Ley de Alojamiento, decret贸 impuestos al t茅 y a otros productos y envi贸 funcionarios aduaneros a Boston a cobrar esos aranceles. De nuevo los colonos optaron por desobedecer, as铆 que se enviaron soldados brit谩nicos a Boston.

Las tensiones se aliviaron cuando Lord North, el nuevo ministro de hacienda brit谩nico, elimin贸 todos los nuevos impuestos salvo el del t茅.

En 1773, un grupo de patriotas respondi6 a dicho impuesto escenificando la Fiesta del T茅 de Boston: disfrazados de ind铆genas, abordaron buques mercantes brit谩nicos y arrojaron al agua, en el puerto de Boston, 342 huacales de t茅. El parlamento promulg贸 entonces las “Leyes Intolerables”: la independencia del gobierno colonial de Massachusetts fue dr谩sticamente restringida y se enviaron m谩s soldados brit谩nicos al puerto de Boston, que ya estaba cerrado a los buques mercantes. En septiembre de 1774 tuvo lugar en Philadelphia el Primer Congreso Continental, reuni贸n de l铆deres coloniales que se opon铆an a lo que percib铆an como opresi贸n brit谩nica en las colonias. Estos l铆deres instaron a los colonos a desobedecer las Leyes Intolerables y a boicotear el comercio brit谩nico. Los colonos empezaron a organizar milicias y a almacenar armas y municiones.